A Contracorriente edita en Blu-ray la obra completa de Jacques Tati. Es una noticia magnífica. Rescato una nota que escribí.

“Si el mundo mecanizado no nos devora la hilaridad…”

Elogio del maestro Jacques Tati

“Creo sinceramente que el cine cómico no está pasado de moda. Si fuera así yo no trabajaría en él. El público todavía tiene capacidad de reír y quiere hacerlo. Por tanto, si el mundo mecanizado no nos devora la hilaridad, tales películas seguirán produciéndose. Pienso que la nueva evolución del cine cómico será el realismo: el camino hacia la verdad. Realismo-verdad que casi nunca he encontrado en el cine cómico de antaño. Yo quiero crear -aunque trabaje en solitario- una escuela, con base en la interrogación que planteo, la reflexión que provoco y la decisión que hago tomar al espectador, haciéndole ver las dos caras de la vida: la triste y la risueña; ambas paradójicamente realistas”.

Playtime 12

Eso le contó en 1971 Jacques Tati a mi amigo José María Caparrós, entonces periodista, ahora catedrático, siempre historiador y amante del buen cine.

Y esas palabras me emocionan, me siguen emocionando: expresan la confianza de un cómico, artista y artesano, en la nobleza de un arte que se ríe del mundo con talante poético, el mismo que algunos despreciaron como nostálgico, reaccionario y sospechosamente feliz.

Playtime.jpg_rgb-e1414772258367

Hace once años, escribí un artículo con motivo de los 50 años de la aparición de Monsieur Hulot, el inolvidable personaje creado por Tati en 1953.

El martes pasado, trabajabamos con PlayTime en una clase de Narrativa audiovisual. Y, nuevamente, fui consciente de lo mucho que le debo a Tati, mientras escuchaba a los alumnos, asombrados por la rara belleza de lo que casi todos veían por primera vez.

Hay pocos directores a los que admire más. También pienso como Truffaut, que enardecido, después de ver la película, escribió al maestro en 1967: “PlayTime no se parece a nada visto antes en el cine; no hay ninguna película planificada o montada como ésta. Es una película que viene de otro planeta donde se hace cine de otra forma”.

La historia de amor entre Hulot (Jacques Tati) y la turista americana (Barbara Dennek) es una de las miniaturas más deliciosas que nos ha deparado el cine.

Este pequeño ensayo de David Cairns en The Criterion es sencillamente delicioso

Y lo que dice el propio Tati sobre PlayTime (la película con la que se arruinó) y el comentario que suscita en David Lynch son una buena manera de terminar

Anuncios