Murió el 24 de octubre de 2015. Había cumplido 95 años.
Pocas actrices más amadas por el público, que esta dublinesa de 1’73, pelirroja de ojos verdes.
Con John Wayne formó una de las parejas memorables del 7º Arte.

Maureen O’Hara trabajó en el cine entre los años 1938 y 2000.

No hay una actriz viva con la que me ocurra lo mismo. Me sé cada giro de cabeza, cada gesto suyo en tres películas monumentales: ¡Qué verde era mi valle!, Río Grande y El hombre tranquilo.

Bastaría escribir que Maureen fue la actriz predilecta de John Ford.

john-ford-maureen-ohara

Y escrito eso, el resto sobraría.

Los quince primeros minutos de ¡How green…! son una de las demostraciones de talento más impresionantes que recuerdo.

La aparición de Angharad acodada en el pretil, saludando a su hermano Huw; la forma en que mira a Mr Gruffydd por vez primera en la boda de su hermano mayor …

Que verde era mi valle (1941)

que verde 4

En Río Grande, Maureen/Kathleen se baja de un carro (ese enganchón de la falda en un saliente del pescante -Ford, eres un superdotado-) que la lleva al fuerte donde está su hijo y ve venir a su marido Wayne/Kirby, del que lleva separada 15 años. En la Guerra Civil, Kirby tuvo que quemar la hacienda familiar de Kathleen.

El plano es arrasador: se te clava y ahí se queda, en ojo, corazón y cabeza, por ese orden.

dc979585c6332260e943e9bd35de7aff

La secuencia completa es puro Ford destilado. Aquí se puede ver.

Esta otra, con el encuentro de la madre y el hijo, no es manca

En El hombre tranquilo, todo es un milagro.

Maureen logra que cada gesto de Mary Kate Danaher sea una fiesta. Por algo es una de las películas más perfectas del cine.

John-Wayne-Maureen-O-hara-john-wayne-21928239-800-572

768-3

 
Anuncios